Recomendaciones para incrementar el peso corporal

domingo, enero 13, 2013

Los alimentos para subir de peso son aquellos que aportan una cantidad considerable de proteínas y carbohidratos al organismo, aquellos que te permitan aumentar de peso de una forma saludable, aunque subir el peso es mucho mas dificultoso cuando se trata de una constitución fisica delgada.

Podemos mencionar dos tipos de alimentación para subir de peso: Una se centra en aumentar la masa muscular mientras la otra se centra en la ganancia total de peso. Te aconsejamos la primera. Hay alimentos que suben de peso pero no lo hacen de una forma saludable, este es el caso de la llamada comida chatarra en la que se incluyen alimentos altos en grasas y calorías como las galletitas, tortas, los embutidos, frituras, las pizzas, entre otros. Estos alimentos carecen de valor nutricional.

Para los alimentos de alto valor de saciedad como lo son los ricos en fibra, los mismos deben consumirse de manera moderada. Preferir los alimentos que aportan muchas calorías con poco volumen, como por ejemplo, las frutas seca, los aceites, azúcares, la miel, quesos cremosos y manteca.

El aceite en crudo es beneficioso por muchos motivos y además porque se digiere fácilmente. En cambio una fritura, genera más saciedad junto con todos los inconvenientes que generan en la salud.

Las gaseosas durante las comidas deberian no consumirse, estas tienen un poder saciante, debido al gas.

No saltarse el desayuno, ni las demás comidas, almuerzo, merienda y cena , y sumarle 2 colaciones.

No es conveniente ingerir al inicio de las comidas las ensaladas o las sopas, ya que estas disminuyen el apetito hacia los platos que le siguen.

Con respecto a los lácteos, es conveniente incluir los enteros. La leche en polvo puede utilizarse para enriquecer preparaciones como purés. El yogur se puede enriquecer, por ejemplo, con miel o con las frutas secas como almendras o nueces, o con muesli.

Para las carnes son aconsejables consumir las blancas, ya que no exigen de tanta masticación y son de fácil digestión. Sus formas de preparación adecuadas son estofadas, en hambuerguesas caseras, rellenos en empanadas, albóndigas.

Las frutas y verduras usarlas cocidas y no crudas, porque así su volumen y valor de saciedad disminuye. Lo ideal es realizar budines, tortillas, purés, o en tartas.

Los huevos pueden consumirse, para enriquecer las preparaciones, a demás de que aportan proteínas y grasas.

Los quesos son de gran aporte ya que contienen proteínas de alto valor biológico y aportan calorías con poco volumen, el queso de rallar puede ser usado en numerosas preparaciones para agregar calorías y proteínas, los untables cremosos también son muy útiles.

Los cereales como fideos secos, pastas, arroz, avena, deben consumirse a diario, es preferente en las dos comidas principales (almuerzo y cena), las salsas que los acompañen deben ser ligeras, para no aumentar el valor saciente, una buena opción es el aceite de oliva en crudo.

Consumir pan a diario y el blanco, para que no exija tanta masticación, y provoque saciedad.

Los azúcares y los dulces pueden usarse sin inconvenientes, con moderación, se aconsejan la miel, mermeladas y los dulces compactos.

Las infusiones deben prepararse en la propia leche, excluyendo el agua.

Las temperaturas de los alimentos no deben ser muy altas, ya que las calientes tienen mas poder saciante, las templadas son las mas convenientes.

Espacio Nutrición.

Deja un comentario