Mitos sobre el ejercicio fisico

Mitos sobre la actividad física

Mito: Los abdominales me permiten deshacerme del exceso de grasa en el abdomen.

Realidad: Todos almacenamos el peso adicional de forma distinta, pero el abdomen es una de las zonas problemáticas más comunes en el caso de los hombres, pero también en mujeres. Aunque realice un miles de abdominales y sentadillas, no quemará suficientes calorías como para perder la grasa acumulada en el abdomen y ver los músculos marcados. Para obtener un abdomen más plano y definido, se debe reducir la ingesta de calorías y hacer más ejercicio en general. Siga una dieta con bajo contenido de grasas a base de proteínas magras y carbohidratos saludables mientras realiza una combinación de ejercicios cardiovasculares y de fuerza. Sin embargo, debe tener en cuenta que sigue siendo necesario realizar algunos ejercicios abdominales.

Mito: La forma más rápida de desarrollar los músculos es hacer más repeticiones con pesas más livianas.

Realidad: Si lo que busca es aumentar la masa muscular con mayor rapidez, siga esta norma general: La resistencia más pesada con menor cantidad de repeticiones desarrolla más rápido los músculos. Sin embargo, si lo que busca es simplemente ponerse en forma, hacer una mayor cantidad de repeticiones con pesas más livianas también tiene sus beneficios, entre ellos mejorar la resistencia muscular. (Las pesas “pesadas” son aquellas que se pueden usar para hacer sólo ocho repeticiones o menos. Las pesas “livianas” le permiten hacer de 12 a 20 repeticiones.) El mejor plan de entrenamiento incluye una combinación de ambas, para aumentar la fuerza y la resistencia. Otra razón para utilizar ambas: si se levanta siempre la misma cantidad de peso (liviano o pesado) durante la misma cantidad de repeticiones, el cuerpo se aclimata y el progreso será lento o inexistente.

Mito: Los hombres de verdad no van a clases de yoga.

Realidad: El aburrimiento es una de las razones principales por las que las personas dejan de hacer ejercicio, y, sin embargo, la mayoría de los hombres se resisten a ir a clases en un gimnasio, a pesar de que ésta es una de las mejores maneras de mantenerse entusiasmados y activos. Los beneficios no sólo son psicológicos: cuando se hacen los mismos ejercicios todo el tiempo, sus músculos se adaptan y se entra en una meseta; es decir, no conseguirá bajar de peso después de un tiempo por más que lo intente. El cambio de actividades implica un desafío para los músculos y los fortalece. La interacción social también evita que muchas personas se cansen o dejen de hacer ejercicio. Por otro lado, quienes piensan que el yoga es sólo para mujeres con extremidades largas que se pueden enroscar como en un nudo, en realidad se equivocan. Incluso una sola clase de yoga por semana puede ayudarle a mantenerse más ágil, reducir el estrés y evitar las lesiones. (¿Necesita pruebas? Muchos atletas profesionales hacen yoga).

Mito: Hacer mucho ejercicio durante el fin de semana me mantendrá en forma.

Realidad: Ser un guerrero de fin de semana puede parecer un buen plan para aquellos que están demasiado ocupados como para ir al gimnasio durante la semana, pero la idea de que se puede exigir al cuerpo durante horas para compensar la inactividad de toda la semana es errónea. Ésta también es una de las principales causas de lesiones. Ya sea que se trate de un partido de baloncesto improvisado o una carrera demasiado larga, el esfuerzo excesivo durante el fin de semana para compensar el ejercicio que no se realizará durante el resto de la semana es ineficaz y riesgoso. De esa forma no entrenará los músculos, el corazón o los pulmones de forma eficaz, y lo más probable es que quede tan dolorido que no pueda levantarse del sofá por varios días. Para ponerse en forma realmente, la clave es la constancia, aunque esto sea simplemente hacer 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana.

  • Más mitos sobre actividad fisica:

Masa Muscular:

 Algunas personas piensan que cuando hacen ejercicio la grasa se convierte en músculo. Eso no sucede exactamente así. Cuando haces ejercicio la grasa se pierde AL GASTAR ENERGIA y los músculos que han empezado a trabajar se fortalecen poco a poco y se definen más.

 Qué pasa cuando empiezas a hacer ejercicio, llevas una dieta equilibrada y no bajas de peso; es más, has subido de peso.

No te desanimes, es un proceso natural de tu cuerpo. En algún momento de tu vida empezaste a perder masa muscular y empezaste a acumular grasa.

 Los músculos son los que estimulan al metabolismo a quemar más calorías, si has perdido masa muscular, tu metabolismo no quema las suficientes calorías que consumes y esto automáticamente se convierte en sobrepeso u obesidad.

Cuando comienzas una rutina de ejercicios tú empiezas a fabricar más músculo, por lo tanto tu metabolismo empieza a reaccionar quemando esa grasa acumulada (este proceso no es instantáneo, tarda un tiempo en lo que tu cuerpo se adapta a la nueva actividad).

No olvides que el tejido muscular es más denso y pesado que la grasa, lo que significa que ocupa menos espacio (bajas de medidas), “pero pesa más que el tejido grasoso”.

 Esta es la razón, por la que, a pesar de hacer ejercicio y alimentarte sanamente no has bajado la cantidad de kilos que te gustaría, no te desanimes y continua ejercitándote, lo más importante es que, notarás con el tiempo que tu ropa té queda más holgada y cómoda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.espacionutricion.com